52 1 33 2331 8198 hola@cirugiadecorazon.com

ME VOY A OPERAR DEL CORAZÓN

¿Por qué me tengo que operar?

Cada caso se discute entre los cardiólogos y los cirujanos. Se aconseja la cirugía cuando otros tratamientos sólo con medicamentos no son posibles o no son la mejor opción. Aunque cada caso es distinto, la cirugía se hace para que los pacientes vivan más años, y sobre todo para que vivan mejor. En ocasiones hay que operar a pacientes sin síntomas, esto se hace para evitar daños irreversibles en el corazón.

 

¿Qué riesgo tiene mi operación? ¿Me puedo morir?

Por desgracia toda operación tiene un riesgo. Afortunadamente, en la mayor parte de las ocasiones este riesgo es muy pequeño, aunque nunca sea cero. Cada enfermedad, cada paciente y cada operación son distintos, por lo que para cada caso en concreto el cirujano le dará una estimación de su riesgo individual. En cualquier caso, cuando se aconseja cirugía, siempre es mayor el riesgo de no operarse.

 

¿Qué pasa después de la operación?

Cuando despierte, usted estará en la Unidad de Cuidados Intensivos. En esta Unidad estará por lo general un par de días, tras los cuales volverá a una habitación en la planta de hospitalización. Al principio probablemente notará tirantez o incluso dolor en la zona de la herida; para ello se le administrará el tratamiento analgésico que sea preciso. También estará muy cansado(a), pese a lo cual le insistirán en que se levante y se mueva cuanto antes. La mayor parte de los pacientes se va a casa antes de una semana de haber transcurrido la operación. Pero no se preocupe: no se irá de alta hasta que esté en condiciones de hacerlo.

 

¿Cuánto tardaré en recuperarme de la operación?

Cada paciente responde a la cirugía de forma diferente, pero como regla general se tarda unas 6 u 8 semanas en estar completamente bien. Durante este tiempo es normal:
·No tener apetito durante una semana o dos. Coma sólo si le apetece; comer no es importante. Eso sí, beba abundantes líquidos.
·Tener las piernas hinchadas. Elevarlas le será útil.
·Tener dificultad para dormir. A veces ayuda tomar un calmante o una pastilla para dormir antes de acostarse.
·Tener cambios de humor y sentirse deprimido. No se angustie; esto también mejorará.
·Tener un poco elevada la parte alta de su herida o notar un clic o una sensación rara en el pecho. Irá disminuyendo con el tiempo.
·Experimentar dolor o rigidez en los hombros y la espalda. El tiempo y los calmantes le ayudarán a aliviar estas molestias.

 

¿Qué cosas puedo hacer tras la operación?

Una vez recuperado (de mes y medio a dos meses), podrá hacer una vida totalmente normal. Mientras tanto, es importante que haga ejercicio físico de forma progresiva, tal como se le indique en el postoperatorio. Caminar es una de las mejores formas de hacer ejercicio; camine a su propio paso, descansando cuando le sea necesario. También puede subir escaleras o cuestas.
Podrá hacer actividades rutinarias siempre que esto no implique hacer un esfuerzo importante con sus extremidades superiores o sea sus brazos.
Salvo que su médico le diga lo contrario, puede volver a tener relaciones sexuales cuando se sienta cómodo. Para mucha gente, esto ocurre entre la 2 y 4 semanas tras el alta.
Puede ir en coche de pasajero desde el primer momento y conducir a partir de las 4 a 6 semanas. Cuando realice un viaje, tenga en cuenta que es bueno parar periódicamente para “estirar las piernas”.
Evite levantar pesos y empujar o tirar de nada de más de 4 o 5 kilos en unas 6 semanas tras la intervención.
Consúltelo con su cirujano, pero la mayor parte de los pacientes pueden volver al trabajo entre 6 y 12 semanas después de la intervención.
Si puede, únase a un grupo de «Rehabilitación cardiaca» regulado. Le ayudarán a recuperarse y a “dejar de ser un enfermo” cuanto antes.

CONTÁCTAME

Tómas V.Gómez 307 (Entre Av. México y reforma, frente a city Tower)
Col.Ladrón de Guevara
Guadalajara. Jal. C.P 44600
01 33 3630 3103
dr.oscarmercado @hotmail.com

6 + 3 =