Estenosis aórtica

Descripción general

La estenosis de la válvula aórtica, o «estenosis aórtica», se produce cuando la válvula aórtica del corazón se estrecha. Este estrechamiento impide que la válvula se abra por completo, lo que reduce u obstruye el flujo sanguíneo del corazón a la arteria principal del cuerpo (aorta) y hacia el resto del organismo.
Cuando el flujo de sangre que pasa por la válvula aórtica se reduce o se obstruye, el corazón debe trabajar más para bombear sangre al cuerpo. Con el tiempo, este esfuerzo adicional limita la cantidad de sangre que puede bombear el corazón, lo que puede provocar síntomas y, posiblemente, debilitar el músculo cardíaco.
El tratamiento depende de la gravedad de la afección. Es posible que necesite cirugía para reparar o reemplazar la válvula. Si no se trata, la estenosis de la válvula aórtica puede provocar complicaciones cardíacas graves.

Síntomas

La estenosis de la válvula aórtica puede ser de leve a grave. En general, los signos y síntomas de la estenosis de la válvula aórtica se manifiestan cuando el estrechamiento de la válvula es grave. Es posible que algunas personas que padecen estenosis de la válvula aórtica no tengan síntomas durante muchos años. Los signos y síntomas de la estenosis de la válvula aórtica pueden ser:
• Sonido cardíaco anormal (soplo cardíaco) que se puede escuchar con un estetoscopio
• Dolor en el pecho (angina de pecho) o presión con la actividad
• Sensación de desmayo o de mareo, o desmayos al realizar actividades
• Dificultad para respirar, especialmente después de realizar actividad física
• Fatiga, especialmente durante los momentos de mayor actividad
• Palpitaciones: sensación de latidos del corazón rápidos y agitados
• No comer lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la válvula aórtica)
• No aumentar de peso lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la válvula aórtica)
Como la estenosis de la válvula aórtica tiene efectos debilitantes en el corazón, puede producir insuficiencia cardíaca.
Los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca comprenden fatiga, dificultad para respirar, y tobillos y pies hinchados.
Como la estenosis de la válvula aórtica tiene efectos debilitantes en el corazón, puede producir insuficiencia cardíaca. Los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca comprenden fatiga, dificultad para respirar, y tobillos y pies hinchados.

Cuándo consultar al médico

Si tiene un soplo cardíaco, el médico puede recomendarle una consulta con un cardiólogo. Si tiene algún síntoma que pudiera sugerir estenosis de la válvula aórtica, consulte de inmediato con su médico

Cámaras y válvulas del corazón

Estenosis de la válvula aórtica

Estenosis valvular aórtica

El corazón tiene cuatro válvulas que mantienen el flujo de sangre en la dirección correcta. Estas son las válvulas mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica. Cada válvula tiene aletas (valvas) que se abren y se cierran una vez por cada latido del corazón. A veces, las válvulas no se abren o cierran adecuadamente, lo cual altera el flujo de sangre que pasa por el corazón y puede afectar la capacidad de bombear sangre al cuerpo.
En la estenosis de la válvula aórtica, esa válvula, que está ubicada entre la cavidad cardíaca inferior izquierda (ventrículo izquierdo) y la arteria principal que transporta sangre del corazón al resto del cuerpo (aorta), presenta un estrechamiento (estenosis).
Cuando la válvula aórtica se estrecha, el ventrículo izquierdo tiene que esforzarse más para bombear suficiente sangre a la aorta y al resto del cuerpo. Esto puede hacer que el ventrículo izquierdo se engrose y agrande. Con el tiempo, el esfuerzo adicional que hace el corazón puede debilitar el ventrículo izquierdo y el corazón en general, lo cual, en última instancia, puede provocar una insuficiencia cardíaca y otros problemas.
CAUSAS
La estenosis de la válvula aórtica puede manifestarse por varias causas, entre ellas:
• Defecto cardíaco congénito. La válvula aórtica está compuesta por tres solapas de forma triangular de tejido, denominadas «valvas», que se cierran herméticamente. Algunos niños nacen con una válvula aórtica que tiene solo dos válvulas (bicúspide) en lugar de tres. Algunas personas también pueden nacer con una valva (unicúspide) o con cuatro valvas (cuadricúspide), pero no es frecuente.
Este defecto puede no causar problemas hasta la adultez, momento en el que la válvula puede comenzar a estrecharse o a tener filtraciones, por lo que es posible que sea necesario repararla o reemplazarla.
Tener una válvula aórtica con una anomalía congénita requiere evaluación periódica por parte del médico para detectar problemas. En la mayoría de los casos, los médicos no saben por qué una válvula cardíaca no se forma correctamente, por lo que no es un factor que podría haber evitado.
• Acumulación de calcio en la válvula. Con la edad, las válvulas cardíacas pueden acumular depósitos de calcio (calcificación de la válvula aórtica). El calcio es un mineral que está presente en la sangre. A medida que la sangre fluye reiteradamente por la válvula aórtica, se pueden acumular depósitos de calcio en las valvas de la válvula. Esos depósitos de calcio no están vinculados con la ingesta de tabletas de calcio ni con tomar bebidas fortificadas con calcio.
Es posible que esos depósitos nunca causen problemas. Sin embargo, algunas personas —en especial aquellas que tienen una válvula aórtica con una anomalía congénita, como la válvula aórtica bicúspide— presentan depósitos de calcio que provocan rigidez en las valvas de la válvula. Esa rigidez ocasiona el estrechamiento de la válvula aórtica y puede ocurrir a una edad temprana.
No obstante, la estenosis de la válvula aórtica relacionada con la edad avanzada y con la acumulación de depósitos de calcio en ella es más frecuente en las personas mayores. En general, no provoca síntomas hasta los 70 u 80 años.
• Fiebre reumática. La fiebre reumática, complicación a causa de una infección por amigdalitis estreptocócica, puede provocar la formación de tejido cicatricial en la válvula aórtica. Este puede hacer que la válvula aórtica se estreche y genere una estenosis de la válvula aórtica. También puede crear una superficie áspera donde se acumulen los depósitos de calcio, lo que puede contribuir a causar una futura estenosis aórtica.
La fiebre reumática puede dañar más de una válvula del corazón y de varias maneras. Una válvula del corazón dañada puede no abrirse o cerrarse por completo, o no hacer ninguna de esas acciones. Si bien la fiebre reumática es poco frecuente en los Estados Unidos, algunas personas mayores tuvieron esta enfermedad de pequeñas.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de estenosis de la válvula aórtica comprenden:
• Edad avanzada
• Ciertas afecciones cardíacas presentes al momento del nacimiento (enfermedades cardíacas congénitas), como la válvula aórtica bicúspide
• Antecedentes de infecciones que pueden afectar el corazón
• Tener factores de riesgo cardiovascular, como diabetes, colesterol alto y presión arterial alta
• Enfermedad renal crónica
• Antecedentes de radioterapia en el tórax

Complicaciones

La estenosis de la válvula aórtica puede producir complicaciones, entre ellas:
• Insuficiencia cardíaca
• Accidente cerebrovascular
• Coágulos sanguíneos
• Sangrado
• Anomalías en el ritmo cardíaco (arritmias)
• Infecciones que afectan el corazón, como la endocarditis
• Muerte

Prevención

Algunas maneras posibles de evitar la estenosis de la válvula aórtica comprenden las siguientes:
• Tomar medidas para evitar la fiebre reumática. Para ello, consulte al médico si tiene dolor de garganta. Una amigdalitis estreptocócica no tratada puede transformarse en fiebre reumática. Por suerte, en general, la amigdalitis estreptocócica se puede tratar fácilmente con antibióticos. La fiebre reumática es más frecuente en los niños y los adultos jóvenes.
• Abordar los factores de riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias. Estos factores comprenden presión arterial alta, obesidad y niveles elevados de colesterol. Estos factores pueden estar vinculados con la estenosis de la válvula aórtica, por lo que es recomendable controlar el peso, la presión arterial y los niveles de colesterol si tiene la afección.
• Cuidar los dientes y las encías. Puede haber una asociación entre la infección de las encías (gingivitis) y la infección del tejido del corazón (endocarditis). La inflamación del tejido del corazón que se produce por una infección puede causar el estrechamiento de las arterias y agravar la estenosis de la válvula aórtica.
Una vez hecho el diagnóstico de estenosis de la válvula aórtica, el médico puede recomendarte restringir la exigencia física para evitar sobrecargar el corazón.

Diagnóstico

Para diagnosticar estenosis de la válvula aórtica, el médico podría evaluar sus signos y síntomas, analizar su historia clínica y realizar una exploración física. El médico puede escucharle el corazón con un estetoscopio para determinar si tiene un soplo cardíaco que indique una enfermedad de la válvula aórtica. Es posible que le evalúe un médico capacitado en enfermedades del corazón (cardiólogo).
El médico puede solicitarle varios exámenes para diagnosticar su trastorno y determinar su causa y su gravedad. Algunas de las pruebas son:
• Ecocardiograma. Esta prueba usa ondas sonoras para producir imágenes de video del corazón en movimiento. Durante esta prueba, los especialistas sostienen un dispositivo con forma de varilla (transductor) sobre su pecho. Los médicos pueden usar esta prueba para evaluar las cavidades cardíacas, la válvula aórtica y el flujo sanguíneo a través del corazón. Por lo general, el médico usa esta prueba para diagnosticar su afección si sospecha que tiene una enfermedad de las válvulas cardíacas.
Esta prueba puede ayudar a los médicos a analizar en detalle la afección de la válvula aórtica, así como su causa y gravedad. También puede ayudarlos a determinar si tiene otras afecciones de las válvulas cardíacas.
Los médicos pueden realizar otro tipo de ecocardiograma que se denomina «ecocardiograma transesofágico» para examinar la válvula aórtica con mayor detalle. En esta prueba, un pequeño transductor adherido a la punta de un tubo se inserta en el tubo que va de la boca al estómago (esófago).
• Electrocardiograma. En esta prueba, los cables (electrodos) adheridos a unos parches que le colocan en la piel registran la actividad eléctrica del corazón. El electrocardiograma sirve para detectar si hay agrandamiento de las cavidades cardíacas, enfermedades del corazón y alteraciones del ritmo cardíaco.
• Radiografía de tórax. Una radiografía de tórax puede ayudar al médico a determinar si tiene el corazón dilatado, lo cual puede ocurrir con la estenosis de la válvula aórtica. También puede indicar si tiene dilatado el vaso sanguíneo (aorta) que sale del corazón o alguna acumulación de calcio en la válvula aórtica. Una radiografía de tórax también puede ayudar a los médicos a determinar el estado de los pulmones.
• Pruebas de ejercicio o pruebas de esfuerzo. Las pruebas de ejercicio ayudan a los médicos a determinar si tiene signos y síntomas de enfermedad de la válvula aórtica durante la actividad física, así como a establecer la gravedad de su afección. Si no puede hacer ejercicio, se pueden utilizar medicamentos que tienen efectos similares a los que tiene el ejercicio para el corazón.
• Exploración por tomografía computarizada del corazón. Una exploración cardíaca por tomografía computarizada utiliza una serie de radiografías para crear imágenes detalladas del corazón y de las válvulas cardíacas. Los médicos pueden utilizar esta prueba para medir el tamaño de la aorta y observar la válvula aórtica más de cerca.
• Resonancia magnética cardíaca. La resonancia magnética cardíaca utiliza campos magnéticos y ondas de radio para crear imágenes detalladas del corazón. Esta prueba puede utilizarse para determinar la gravedad de la enfermedad y evaluar el tamaño de la aorta.
• Cateterismo cardíaco. Esta prueba no se suele usar para diagnosticar la enfermedad de la válvula aórtica, pero puede utilizarse cuando otras pruebas no logran diagnosticar la afección o determinar su gravedad.
En este procedimiento, el médico introduce un tubo delgado (catéter) a través de un vaso sanguíneo del brazo o de la ingle hasta llegar a una arteria del corazón.
Los médicos pueden inyectar medio de contraste a través del catéter, que ayuda a que las arterias se tornen visibles en una radiografía (angiografía coronaria). Esto le proporciona al médico una imagen detallada de las arterias cardíacas y del funcionamiento del corazón. También sirve para medir la presión dentro de las cavidades cardíacas.

Reparación de válvula aórtica

Reemplazo de la válvula aórtica

Reemplazo con válvula mecánica

Por lo general, el reemplazo de la válvula aórtica es necesario para tratar la estenosis de dicha válvula. En un reemplazo de válvula aórtica, el cirujano extrae la válvula aórtica dañada y la reemplaza con una válvula mecánica o de tejido de corazón de vaca, de cerdo o humano (válvula de tejido biológico).
Las válvulas de tejido biológico se deterioran con el tiempo y es posible que, a la larga, deban reemplazarse. Las personas con válvulas mecánicas necesitarán tomar medicamentos anticoagulantes de por vida para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. El médico hablará con usted acerca de los beneficios y los riesgos de cada tipo de válvula y analizará qué válvula puede ser adecuada para usted.

Sustitución de válvula aórtica mediante transcatéter (TAVR)

Los médicos pueden llevar a cabo un procedimiento menos invasivo que se llama «reemplazo de la válvula aórtica mediante tecnología transcatéter» para reemplazar una válvula aórtica estrechada. El reemplazo de la válvula aórtica mediante tecnología transcatéter puede ser una opción para las personas que se considera que tienen un riesgo intermedio o elevado de sufrir complicaciones en el reemplazo quirúrgico de la válvula aórtica.
En el reemplazo de la válvula aórtica mediante tecnología transcatéter, los médicos insertan un catéter en la pierna o el pecho y lo guían hacia el corazón. Luego, se inserta una válvula de reemplazo a través del catéter y se guía hacia el corazón. La válvula se puede expandir con un balón o se puede utilizar una válvula autoexpandible. Una vez que la válvula está implantada, los médicos retiran el catéter del vaso sanguíneo.
También es posible que los médicos lleven a cabo un procedimiento con catéter para insertar una válvula de reemplazo a fin de cambiar una válvula de tejido biológico defectuosa cuando ya no funciona de manera adecuada. Continúan investigándose otros procedimientos con catéter para reparar o reemplazar válvulas aórticas.

Estilo de vida y remedios caseros

endrá consultas de seguimiento periódicas con el médico para controlar la enfermedad. Deberá continuar tomando todos los medicamentos según lo recetado.
El médico puede sugerirle que incorpore varios cambios saludables para el corazón en su estilo de vida, entre ellos:
• Seguir una dieta saludable para el corazón. Consuma una variedad de frutas y vegetales, lácteos con bajo contenido de grasa o sin grasa, carne de ave, pescado y cereales integrales. Evite las grasas saturadas y las grasas trans, y el exceso de sal y azúcar.
• Mantener un peso saludable. Procure mantener un peso saludable. Si tiene sobrepeso u obesidad, el médico puede recomendarle que baje de peso.
• Realizar actividad física de forma regular. Intente incorporar aproximadamente 30 minutos de actividad física, como caminatas rápidas, a su rutina de ejercicio diaria.
• Controlar el estrés. Busque recursos que le ayuden a controlar el estrés, como actividades de relajación, meditación, actividad física y pasar tiempo con su familia y sus amigos.
• Evitar el tabaco. Si fuma, deje de hacerlo. Pregúntele al médico acerca de recursos que le puedan ayudar a dejar de fumar. Unirse a un grupo de apoyo puede ser de ayuda.
Es importante que las mujeres que sufren estenosis de la válvula aórtica hablen con el médico antes de quedar embarazadas. El médico puede hablarle acerca de los medicamentos que puede tomar de forma segura, y de si podría necesitar un procedimiento para tratar la enfermedad valvular antes de quedar embarazada.
Es probable que el médico deba realizarle un control minucioso durante el embarazo. Los médicos pueden recomendar que las mujeres con estenosis valvular grave eviten quedar embarazadas para prevenir el riesgo de complicaciones.