Bypass Coronario

Descripción General

Cirugía de bypass coronario

La cirugía de bypass coronario es un procedimiento que desvía el flujo de sangre alrededor de una sección de una arteria bloqueada o parcialmente bloqueada en el corazón. Con la creación de una vía nueva al corazón, la cirugía de bypass coronario mejora el flujo de sangre hacia el músculo del corazón.
Durante la cirugía de bypass coronario, se toma un vaso sanguíneo saludable de la pierna, brazo o pecho y se conecta a otras arterias en el corazón para que la sangre se derive del área enferma o bloqueada.
Por lo general, después de la cirugía de bypass coronario, los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar a causa de un flujo sanguíneo deficiente al corazón mejoran. En algunas personas, la cirugía de bypass coronario podría mejorar la función cardíaca y reducir el riesgo de morir a causa de enfermedad del corazón.

Por qué se realiza

Usted y su médico pueden considerar si una cirugía de bypass coronario u otro procedimiento de apertura de la arteria, como la angioplastia o la colocación de un stent, es adecuado para usted.
La cirugía de bypass coronario es una opción si ocurre lo siguiente:
• Tiene usted un dolor en el pecho intenso que es provocado por el estrechamiento de varias de las arterias que irrigan el corazón, lo que deja al músculo cardíaco con bajo flujo de sangre durante un ejercicio liviano o mientras descansa. A veces, la angioplastia y la colocación del stent ayudan, pero para algunos tipos de bloqueos, la cirugía de bypass coronario puede ser la mejor opción.
• Tiene usted más de una arteria coronaria enferma y la cámara de bombeo principal del corazón, el ventrículo izquierdo, no está funcionando bien.
• La arteria coronaria principal izquierda se reduce o se bloquea gravemente. Esta arteria lleva la mayor parte de la sangre al ventrículo izquierdo.
• Tiene usted un bloqueo en la arteria, pora lo cual la angioplastia no es adecuada, se ha realizado una angioplastia o se ha colocado un stent anteriormente que no ha sido exitoso, o se ha colocado un stent, pero la arteria se redujo nuevamente (reestenosis).
La cirugía de bypass coronario también se puede realizar en situaciones de urgencia, como puede ser un ataque cardíaco, si su médico observa que no está respondiendo a otros tratamientos.
La cirugía de bypass coronario no cura la enfermedad cardíaca oculta que provocó los bloqueos en primer lugar. Esta enfermedad se conoce como «ateroesclerosis» o «enfermedad de las arterias coronarias».
Aun si tiene una cirugía de bypass coronario, los cambios en el estilo de vida siguen siendo una parte necesaria del tratamiento después de la cirugía. Después de una cirugía de bypass coronario, el tratamiento con medicamentos es común para reducir el colesterol en sangre, reducir el riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo y ayudar a que el corazón funcione lo mejor posible.

Resultados

Después de la cirugía, muchas personas se sienten mejor y pueden permanecer sin síntomas por un período de 10 a 15 años. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, es probable que se obstruyan otras arterias o incluso el nuevo injerto que se usó en el bypass, lo que requeriría de otro bypass o de una angioplastia.
Aunque una cirugía de bypass mejora el suministro de sangre al corazón, no cura la enfermedad de las arterias coronarias de fondo. Los resultados y el resultado a largo plazo dependerán en parte de tomar los medicamentos para evitar coágulos sanguíneos, reducir la presión arterial, reducir el colesterol y ayudar a controlar la diabetes según lo indicado, además de seguir las recomendaciones para un estilo de vida saludable, como las siguientes:
• Deja de fumar.
• Siga un plan de alimentación saludable, como la dieta DASH.
• Mantener un peso saludable.
• Hacer ejercicio regularmente.
• Controle el estrés.
Además de los cambios en su estilo de vida que deberá hacer después de la cirugía, su médico probablemente le recomendará un programa de rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca es un programa personalizado de ejercicios y formación, diseñado especialmente para ayudarle a recuperarse después de un ataque cardíaco, otra enfermedad del corazón o una cirugía para tratar una enfermedad cardíaca. La rehabilitación cardíaca suele comenzar mientras aún se encuentra en el hospital y continúa con programas de control en el ámbito ambulatorio hasta que se puedan seguir con seguridad los programas de mantenimiento en el hogar.